ir aqui

sábado, 2 de noviembre de 2013

Las Exposiciones del Museo de Terque llegan en Noviembre a Almería


 
 

Durante este mes de Noviembre dos exposiciones  de producción propia
del Museo Etnográfico de Terque se podrán ver en Almería.




En la Biblioteca Pública Francisco Villaespesa de Almería
del 5 al 30 de Noviembre se podrá ver la exposición de fotografías
" Ya no es Ayer. Memoria de la Vida Tradicional."


Ya no es ayer …” Esta frase de Francisco  de Quevedo da título a la  nueva exposición de fotografías  del Museo Etnográfico de Terque.  Las formas de vida tradicionales languidecen de una manera irremediable en  sus  últimos  reductos: las zonas rurales. Cuando caminamos por sus calles, contemplamos ciertas imágenes  que parecen sacadas de otro tiempo,  detenidas a medio camino entre el pasado y el futuro.

La exposición forma parte de un proyecto  de  investigación y  documentación a través de la fotografía  de los últimos vestigios de la vida tradicional que  aún se conservan en los pueblos  de  Almería, ámbito geográfico donde se realiza el trabajo. Captar esas últimas escenas de la vida cotidiana,  el trabajo de los últimos artesanos que aún subsisten, lo poco que va quedando de la  arquitectura  tradicional  y en especial, el rastro humano de sus protagonistas, la última generación de este mundo es objetivo del trabajo. 

La arquitectura tradicional,   se ha borrado de nuestras calles, la  luminosidad de una fachada encalada, cada día es más  difícil de disfrutar. Las caballerías   desaparecen de nuestros pueblos de una manera vertiginosa,  se  olvidan trabajos y oficios que fueron  esencia de la vida cotidiana durante siglos y siglos.

Imágenes  arrancadas al tiempo como  las del   fraguero de Alboloduy, el pastor de Darrical, el  sacristán de Alhabia,  el barbero  o el cohetero de Bentarique,  el ebanista de Pechina,  o los parraleros de Ohanes. Manos  haciendo quesos, trabajando el esparto, blanqueando la  fachada, remendando el culo a la silla, cosiendo… Costumbres como las  visitas domiciliarias de las ermitas, el detente de la puerta, o la fiesta de los quintos son un rescoldo de otro  mundo que ya se aleja.

 Los Museos de Terque en su vocación de velar por el patrimonio etnográfico de la provincia, tanto de los objetos que custodia como de las experiencias y procesos que los generaron, intenta  con esta  exposición hacer una llamada de atención a la conservación de estos rasgos de identidad de los pueblos de Almería.
 

 
Las  imágenes  son obra de Antonio Javier Berenguel y de Alejandro Buendía, y han sido tomadas en este último año  en más de veinte  pueblos  de la zona del  alto, medio  y  bajo  Andarax, desde Darrical, Ohanes, Alhabia, Terque,  Pechina o  Alboloduy por citar algunos.
 
 
 
 
 
 
La segunda exposición  de fotografías  es
"El Sol de la Infancia"  y se podrá ver del 5 de Noviembre al 15 de Enero
en la Librería Picasso de Almería
 
 
 
 
 

 

La exposición  es un proyecto de investigación etnográfica del Museo de Terque y del fotógrafo Antonio Berenguel Valverde, sobre el mundo de la infancia.

 El autor de las fotografías es  Antonio Javier Berenguel Valverde, natural de Las Norias de Daza (El Ejido), nacido en 1975.  Fotógrafo profesional es miembro  de la Asociación Amigos del Museo de Terque y colabora desde hace años en sus actividades, exposiciones y proyectos.

 
 Las fotografías del "El Sol de la Infancia"  están realizadas en blanco y negro en  diferentes lugares de Almería e  intentan recrear  bajo una mirada poética  momentos  que marcaron  los años pasados de la  infancia, juegos, escuela o actividades domésticas.
 
 
 
 

 
El proyecto fotográfico es una propuesta muy innovadora de llegar a través de las imágenes al mundo perdido de la infancia. A un tiempo ya olvidado, a una infancia feliz, a niños con babis camino del colegio o jugando en el recreo.

El sol de la infancia, la felicidad y las risas lo iluminaban todo. Las  fotografías recogen momentos que a todos nos resultaran familiares, niños  con el tirachinas en las manos o cogiendo un nido. Niños jugando con zancos de lata, corriendo en sus patinetes, jugando a la gallinica ciega.  El mundo de las niñas en las tareas de la casa, cosiendo en sus bastidores y bolillos, barriendo o planchando, rezando a los pies de la cama.

 
La escuela, como  lugar de la infancia, cavas, antiguos pupitres, mapas,  la regla del maestro nos acompañan en el  recuerdo.

La sensibilidad de  nuestra mirada nos hará sentir el escalofrío del tiempo. El paraíso perdido. El conocimiento de nuestras pequeñas historias personales.
 
 

 




Design by: Remedios Fernández