ir aqui

sábado, 16 de julio de 2016

Album fotográfico Historia de los Baños de Mar en Almería



Baños de Mar del Recreo. Almería 1859-1912
Fotografías Hermanos Paniagua Porras













Los Baños de Mar del Recreo


“--- la canicula  con sus rigores  llega,
y los baños a los que en coche
 van los que tienen  cuatro doblones.
Don Carlos, ese  Pasmo del Orbe
que ya ha tenido mil profesiones
y que este invierno paso entre actores
lleva a la playa sus palitroques
alli establecese con su armatoste
de las muchachas siendo el Adonis.

Que todos quieren de los calores 
mirarse libres de diez a doce.
pero no hay tantas habitaciones
y algunos padres echan los bofes...
la aristocracia de los blasones
de dia disfruta del baño el goce
pero las gentes raras o pobres
y las familias con mucha prole
tales encantos gustan de noche
y a la ribera del mar salobre
corren solicitas todas de golpe
ahi la esposa va de Don Cosme
y sus tres hijas  que son tres soles
y una sobrina de un sacerdote
que es una moza de tres bemoles.

De esta familia van a remolque
tras de sus huellas dos maritornes
con envoltorios, grandes, disformes,
sabanas, mantas,y dos sillones,
y unas vejigas para los torpes
que mantenerse quieren a flote,
cuatro felpudos y bañadores
para las niñas que no se exponen
a inconvenientes exhibiciones.

Llegan al sitio casi a galope
y aquella alegre santa cohorte
se arroja al agua lanzando voces
gritos dolientes y ayes discordes
¡Jesús que fría, se halla esta noche!
¡Ande usted Clara, ya voy Dolores
que estoy rezando mis oraciones.

De Doña Clara, la inmensa mole
hacia la orilla gozosa corre,
ya la onda amarga gime de amores
besando amante sus perfecciones.
Cuando de subito decirse oye
a alguna vieja ¡un hombre, un hombre!
Cual cervatillo que alla en el monte
se ve cercado de cazadores
y huye medroso cruzando el bosque
tal los bañistas en tropel corren
fuera del agua con mil temores
y a las dos horas de tal desorden
llegan cual siempre los polizontes.

Sabe Don Carlos de estos horrores
y envia a la Crónica sueltos feroces.
Diz que hay marrajos, grandes , disformes
que unas mandibulas tienen atroces.
Que al bello sexo sin distinciones
de edad ni clases siguen veloces.
Esto divulgase, viejas y jóvenes
cuentan muchas tribulaciones
y una jamona con mucho abdomen
dice yo he visto los tiburones...
Y al día siguiente grupos enormes
al Recreo llenan de bote en bote...”
Juan Gutierrez de Tovar.
La Crónica Meridional de Almería 1877









Balneario Diana  1918- 1957
















Balneario San Miguel. 1927















                                   Todos al Agua.....














Centro Náutico. Almadrabillas










































Design by: Remedios Fernández