ir aqui

lunes, 19 de septiembre de 2016

Extraordinaria donación de dibujos de Manuel Prieto Muriana

Los Museos de Terque reciben una importantísima donación de  obras  y bocetos originales del dibujante almeriense Manuel Prieto Muriana.







  
Uno de los atractivos de la literatura de Kiosco, ha sido sus atractivas y coloristas portadas. Una parte de su éxito recaía en saber trasmitir de forma atrayente para los lectores el contenido de sus argumentos. Uno de estos grandes dibujantes ha sido el almeriense Manuel Prieto Muriana.  

Nació en la calle  Dalia, -junto a la Plaza de Santo Domingo- en  1931. Hijo de  Rafael Prieto Pérez, secretario del Ingeniero de Obras Públicas, y director de escena de la Agrupación artística Amigos del Arte. Fue secretario del partido Izquierda Republicana,  y redactor de artículos para el periódico Lucha de Almería.  Fue encarcelado  por el régimen de Franco, entre 1939 a 1947 y finalmente depurado y desterrado a Toledo.
  
Manuel Prieto Muriana  vivió en la calle Rueda López de Almería  y estudió en el Instituto Provincial, -hoy Escuela de Artes y Oficios.- Encontró  en el dibujo, de forma   autodidacta, una válvula de escape a los duros años, que vivió a su familia. Desarrolló su vida entre Toledo y Madrid.

En 1956,  leyó en un periódico de Madrid que la editorial Rollán,  buscaba ilustradores para sus publicaciones.  Esta  sería su escuela, y durante veinte años sería  portadista de muchas de sus colecciones  de novela popular, donde realizaría miles de portadas: FBI,  Murder Club o ZZ7 en el género policiaco.  Colecciones del Oeste como Western Club, Nevada Oeste, Winchester o Rurales de Texas.  O Colección como  Terror o Galería Siniestra.

De estos primeros años en Rollan Manuel Prieto nos cuenta, como dibujo 176 portadas para una nueva colección ZZ7  “ Recuerdo  que el editor en una conversación sobre lo que quería para la nueva colección que se iba a publicar, comentó que después del éxito de las películas de 007 (una de cuyas consecuencias evidentes era el nombre de la nueva colección, ZZ7), las novelas policiacas y de aventuras populares  ya no serían igual a las escritas hasta entonces por la movilidad de la acción, tramas complicadas, avances de los descubrimientos y de las técnicas aplicadas. Querían unas ilustraciones fieles a las características de la colección, en la que predominaban los ambientes lujosos, dinámicos, atractivos, exóticos y con el sexo que permitiera la censura, que era poco o nada. Estaba interesado en aquella nueva colección y por primera y única vez me dio una colección de fotos de una modelo hecha expresamente para ir dando imagen física a la heroína protagonista.. Sobre aquella modelo realicé más o menos la iconografía final.
 Para la realización de cada portada se me daba un resumen de la novela. Al llegar a la editorial el original de Lou Carrigan, este ejemplar pasaba a los lectores oficiales de la editorial que asesoraban sobre la calidad literaria de la obra, características de la misma, si tenía algún pasaje que no admitiera la censura y finalmente escribían un resumen del argumento. Sobre este argumento tenía yo que hacer la portada resaltando la figura de Brigitte Baby Montfort, lugar o lugares en los que se desarrollaba la acción, estudios de los personajes principales o secundarios, clima etc. No recuerdo si hacía boceto, no creo. Yo estaba lanzado ya en el trabajo, tenía la experiencia acumulada de muchas otras portadas  y no recuerdo que se me rechazara ninguna.

En 1973, Rollán fue vendida a la Editorial Andina,  EASA, de capital venezolano, en la que seguiría haciendo portadas para colecciones como Galaxia 2001, Agente Federal  o Terror.











En 1977, una agencia de representación artística de Barcelona Norma Ilustrators, adjunta a Norma Editorial, le ofrece la oportunidad para trabajar  para editoriales extranjeras. Desde esa fecha y durante 32 años  todo su trabajo se desarrolla en países como Alemania, Italia, Gran Bretaña, Suecia o  Finlandia.
Sus  portadas aparecen en la colección “The Black Horse Western”, una de las más populares en el mundo en este género y en  la revista norteamericana “Psycho” 
En  Alemania trabajó  para la editorial Bastei Verlag dibujando  numerosas portadas del género western o policiaco , de la que recogemos un boceto.
Sus mejores recuerdos los tiene para la editorial Mondadori de Milán. En la que durante diez años, realizó semanalmente  la portada para su colección de novela policiaca Il Giallo Mondadori.  En 1994, fue el invitado principal del Salón Anual de  Lucca, con una exposición de originales de la citada colección.
En el 2009, la editorial CIES de Alicante, reeditada   novelas de Marcial Lafuente Estefanía con  sus portadas.
Sus portadas también han aparecido en colecciones de comic como Jonnah Hex, Dossier Negro, Delta o Hunter. 

Trabajador incansable, según cuenta podía terminar una portada cada 3 o 4 días, -un caso excepcional, fue la de  una novela bélica,  realizada en solo 4 horas-.  Su  reconocimiento internacional, su  calidad, su dilatada carrera y sus miles de portadas, lo sitúan dentro de los grandes portadistas de la historia de la literatura  de Kiosco junto a dibujantes como Emilio Freixas, Francisco Batet, Francisco Darnis, Joan Pau Bocquet, Jesus Blasco, Juan García Iranzo, Longoria o Lorenzo Olivares.  Muchas  veces  las mismas superarían en  calidad a los textos.








 Su vida, carrera profesional y obras, -desconocidas en Almería-, se dieron a conocer en la exposición La Literatura de Kiosco, organizada por el Museo Etnográfico de Terque, y que en los  dos últimos años  se pudo ver en la Biblioteca Villaespesa de Almería y en los Museos de Terque y Adra. Hoy con 85 años sigue trabajando para editoriales  y revistas del extranjero.

La donación  se compone de  8 dibujos originales a pastel, en un tamaño de 30 x 40 cm. y otros tanto  bocetos a  carboncillo  en diferentes tamaños. Son  obras que   el autor realizo para revistas italianas y alemanas. Un tesoro que enriquece la gran colección sobre Literatura Popular que guarda el  Museo Etnográfico de Terque.







Design by: Remedios Fernández