ir aqui

lunes, 6 de marzo de 2017

Un recogedor. un nuevo juguete donado a nuestros Museos


Juguetes espejos de la vida



Recogedor de madera. Juguete Donado por Reyes Moreno esta semana


Jugar  muchas veces es  representar  el mundo de los adultos. Los juguetes tradicionales, muestran a  escala reducida esta vida real. Las niñas juegan a ser madres y amas de casa. Los juguetes reproducen todas las faenas domesticas. 

Una pila de lavar que el albañil Guillermo García  de Terque elaboró con cemento para su hija. 




Una anafre de hojalata, realizado por un hojalatero con una lata  reutilizada de leche condensada La Lechera. 




Un cocio, para hacer la colada. Este es uno de los juguetes más antiguos del Museo y perteneció a la niña  de Terque Encarnación Sánchez Martín. Esta datado en 1875.




Cajitas de uva, que Manuel Villegas de Berja  hacia para sus hijos en su taller de carpintería de platos de uva.
Una carretilla de madera, para trasportar piedras. 
Manuel Rodríguez Rodríguez (Benahadux 1944)   cuidaba las cabras de su padre en la sierra de Benahadux, para distraerse hacía hondas de esparto con lo que lanzaba piedras.
Espadas de madera para jugar a las guerras.


Los niños debían aprender a ahorrar, las huchas fabricadas por los alfareros son otro juguete.  Un ejemplo, es  esta hucha, utilizada y rota,   procede de Alhabia con la inscripción  “Hucha de Yitica  ( Anita Sanchez Yebra)  con dinero de mama  ( Carolina Yebra Rittwagen) 5- V- 1959.”






Design by: Remedios Fernández